sábado, 17 de enero de 2009

Israel defensor de la libertad

Se libra una batalla, una batalla donde se enfrenta la libertad contra la tiranía, la tolerancia contra la opresión, el bien contra el mal. Por un lado está el pueblo de Israel, defensor de la libertad y la democracia, por el otro los terroristas de Hamas que representan el terror, el integrismo y el fanatismo.

Israel sólo ha hecho uso de su derecho a defenderse, es un pueblo atacado por las garras del fanatismo, de los enemigos de la libertad. Lo más vergonzoso es que desde el mundo occidental cuna de la democracia y del liberalismo, existen sectores que se han alineado al lado de la brutalidad de Hamas. Da verdadera vergüenza como manifestaciones antisemitas manifiestan su odio al pueblo que está defendiendo la democracia y la libertad por la que ellos pueden manifestarse, mientras ellos apoyan a los terroristas. El mundo y los que nos oponemos a la opresión, a la tiranía y a la brutalidad debemos estar agradecidos al pueblos israelí por defender los valores de occidente los valores por los cuales podemos ser verdaderamente libres y al fin y al cabo defender el derecho a manifestarse de los antisemitas y proHamas que se manifiestan sin pensar que Israel está luchando por sus derechos y sus libertades.

Desde luego el antisemitismo aún está muy presente en Europa. Las vergonzosas manifestaciones que recorren nuestras calles son un claro ejemplo del antisemitismo, de los amigos del terror, del integrismo, del fanatismo, los enemigos de la libertad, de los derechos humanos, y sobretodo la representación de la hipocresía. La hipocresía de poner a Israel, un pueblo democrático, como un pueblo criminal y genocida, y la de poner a Palestina y a Hamas como oprimidos y atacados por Israel.

El pueblo israelí tiene derecho a defenderse de los ataques de Hamas, un pueblo democrático no debe dejar que el terrorismo, el fanatismo, la intolerancia quiera acabar con él, no lo puede permitir porque no se puede permitir que la tiranía pueda con la libertad, hay que luchar contra ella, Israel lo hace, Israel se defiende de éstos, defiende la libertad. Por eso el mundo occidental debe estar agradecido a Israel y apoyarle en su lucha contra el terror.

4 comentarios:

xardonmanrofer dijo...

No me queda nada claro lo del ANTISEMITA, ¡el antisemitismo ocidental! y me digo: los palestinos ¿no son semitas? y otra cosa; Los "defensores de la libertad" y de la democracia ¿en verdad la defienden con muros güetos, invasiones y violaciones territoriales? ¿El likud, sharon y otros tantos sionistas no son terroristas? y por último si invaden tus tierras, derriban tu casa etc.. ¿tu que harias?...¿ser terrorista?

José Manuel dijo...

¡Hola! Gracias por tu comentario. Bueno si el término semita lo utilizas para referirte a toda esas personas de lengua semita, vale, los palestinos son semitas. Pero desde siempre el término antisemita se ha referido al pueblo judío. El mismo odio de los nazis hacia el pueblo judío está representado hoy en día en estas personas. Si prefieres utilizo el término judeofobia, antijudaísmo,... pero creo que queda bien claro.
En segundo lugar los defensores de la libertad y la democracia han utilizado su legítimo derecho a defenderse, porque no se puede dejar que unos terroristas integristas violen la libertad y la democracia. Y no se puede acusar a personas o organizaciones de terroristas cuando están defendiendo tu libertad, la democracia contra el terror y la tiranía. Y para acabar la tierra de Israel es la tierra perdida de los judíos, que fueron expulsados de ella, y por historia les pertenece.
Saludos.

Anónimo dijo...

tu blog es un templo neofascista

José Manuel dijo...

Hola amigo anónimo.

En primer lugar y antes de todo deberías coger un libro y aprender el significado de fascista. Así podrás catalogar a las personas según su verdadera ideología. Puesto que mis ideas están bastante alejadas del fascismo. Pero tú no tienes bien claro que significa ese término, ni la corriente que engloba.

Gracias por el comentario y espero que aprendas pronto algo sobre el fascismo. Saludos.