Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2009

La prohibición de los toros

La votación que prosperó el viernes en el Parlament, no es simplemente la prohibición de las corridas, ni tan sólo es ésto, puesto que es sólo un trámite y para que éstas sean prohibidas de verdad en Cataluña aún debe pasar otros trámites, y dudo que se completen con éxito, o quizás sí. Lo más grave es que es algo impropio de una democracia el prohibicionismo, el negar la libertad. No hay ninguna razón de peso para actuar de esa manera totalitaria. Podría concluir aquí, puesto que lo más grave del caso ésta dicho. Pero además hay otros factores por los que aborrezco ésta prohibición. Independientemente del atentado contra la libertad, tenemos un atentado contra el arte y la cultura, el toreo representa en palabras de García Lorca "la riqueza poética y vital de España". Creo desde mi profundo respeto a las opiniones disidentes que es una manifiesta insensibilidad no ver la belleza de las corridas de toros. Efectivamente, puedo entender que desde fuera, desde el primer instint…

Atentado contra la cultura y la libertad

Mañana se votará en el Parlament la ley que prohibirá las corridas de toros en Cataluña. No tengo mucho tiempo, ya que ando ocupado con exámenes, pero éste fin de semana con el resultado ya en la mano comentaré el tema con más tiempo. Lo único que cabe destacar es que mañana se puede atentar contra la libertad, independientemente del contenido del hecho en sí, mañana se puede aprobar una ley claramente dictatorial.

No sé lo que saldrá, esperemos que no salga delante una ley de talante autoritario como esa, y que a la vez no se prohiba a Cataluña de una de las más bellas fiestas. Ya veremos que pasará...

¿A dónde vamos a parar?

Me entristece ver a algunas personas, ver a nuestra sociedad, a veces siento mucha pena cuando veo a mi alrededor. En los últimos días hemos visto dos agresiones a las que me quería remitir, primero la sufrida por el periodista Hermann Tertsch, y la segunda la sufrida por Berlusconi.

El problema más grave no son las agresiones en sí, que lo son, pero en toda sociedad existen despojos humanos que actuarán de forma violenta, el problema lo tenemos cuando la respuesta de la sociedad a estos hechos es como la que ha habido. Por una parte la alegría de la izquierda más repugnante de éste país por la agresión a Tertsch, los insultos a su persona, los "se lo merecía" "se lo estaba buscando", los montajes y insultos hacia su persona, pero ni una condena por la agresión, ni una. Ni tan solo del que han señalado los dedos ésta semana, ese humorista acabado llamado que se hace llamar el Gran Wyoming, no, Wyoming se ha erigido como una víctima más. Lo tenía muy fácil este supue…