sábado, 22 de septiembre de 2012

Eso no es libertad de expresión

En estos últimos días hemos visto como las iras musulmanas se han desatado contra Occidente, especialmente por una película americana y un dibujo en un revista, ambos sobre Mahoma. No seré yo quien defienda en este caso una supuesta libertad de expresión, puesto que no existe tal en este caso, el escarnio o burla de las creencias religiosas debe ser un delito, y de hecho así lo contempla nuestro Código Penal en su artículo 525.1, que nos dice: Incurrirán [...], para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican. Creo que nuestro Código Penal es bastante claro. Comparto totalmente la tipificación como delito de estos comportamientos, y quienes los lleven a cabo deben ser castigados con la pena correspondiente y no dejarlos impunes, tergiversando la libertad de expresión, porque hacer escarnio de unas creencias religiosas no es libertad de expresión, si no un delito que atenta contra derechos y libertades de las personas que profesan esas creencias, y el ejercicio de un derecho como la libertad de expresión u otro cualquiera no puede lesionar los derechos de otro ciudadano tal como sucede en este caso.

Mi alejamiento de las tesis del Islam las he dejado bien claras en este mismo Blog, el Islam ha sido criticado y seguirá siendo criticado por mí con ahínco y decisión, pero yo ejerzo crítica, en base a mi libertad de expresión, pero nunca haré mofa, escarnio, vejación o burla de las creencias del Islam o de las personas que lo profesan por el hecho de hacerlo, porque no estaría ejerciendo mi libertad de expresión, si no atacando los derechos de otra persona y pasando de hacer una crítica intelectual a caer al mero insulto y, por lo tanto, quitarme toda la razón.

Los autores de estos delitos deben ser castigados conforme a la legislación de su país, si es que se regula estos actos como delitos. De la misma manera debemos condenar las reacciones violentas del Islam que se han ido sucediendo estos días y criticar justamente al Islam por actos como estos, pero sin caer en la mera mofa como algunos. A parte, los autores de estas creaciones tienen responsabilidad en los actos violentos que se han producido, ellos deberían conocer al Islam y saber lo que se podía producir, al Islam hay que criticarlo desde otros frentes y desde esos estamos incluso obligados a hacerlo, sin miedo y decididos, pero por el simple de hecho de quererse hacer el gracioso o vender me parece de descerebrados e irresponsables. Estos señores debían ser un poco más tolerantes, porque si no serán como el Islam, y usar su razón para elaborar una crítica contra el Islam, que no se limite al mero insulto, si carecen de tolerancia y de razón no son tan diferentes al Islam.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Los problemas del independentismo

El martes pasado recorrió las calles de Barcelona una manifestación independentista, utilizada por los sectores separatistas como evidencia de que los catalanes no quieren ser españoles. Obviamente el nacionalismo siempre se construye una realidad paralela, no sólo el nacionalismo catalán si no cualquier tipo de nacionalismo. Los propios nacionalistas fijan la cifra de manifestantes en un millón y medio personas, aunque los cálculos y las cifras oficiales (la realidad) alejan la cifra de ese millón y medio. El caso es que la realidad de Cataluña es bastante probable que sea diferente, seguramente un referéndum en Cataluña sobre la independencia arrojaría un resultado desfavorable a la secesión de Cataluña de España.

Por otra parte, resulta curioso el invento del nacionalismo de que una Cataluña que gozara de un Estado propio sería la panacea. Cataluña quedaría excluida de la Unión Europea y probablemente no podría ingresar nunca. Tendría la oposición a su entrada de España, con lo que que ya no podría ingresar. La independencia de Cataluña no haría mucha gracia en el seno de la Unión, ni países como Francia, Reino Unido o Italia, que tienen problemas similares con ciertos territorios, ni incluso a Alemania. Una vez cerrado el mercado más importante que tiene Cataluña que es al resto de España, su economía sufriría un "ligero" revés, excluida de la Unión Europea las exportaciones al resto de socios europeos de España también se dificultarían, las empresas optarían por irse por estos problemas ya descritos y por no quedarse en un territorio fuera de Europa. La economía maltrecha no podría recuperarse con subvenciones de la Unión ¿esto es lo que quieren los independentistas? Siempre queda el argumento de ser como Suiza o Noruega, pero la triste realidad es que Cataluña no es ni Suiza ni Noruega.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

El precio de Eurovegas

En los últimos meses los españoles hemos observado la disputa entre Madrid y Cataluña por albergar Eurovegas, ese complejo que pretende crear el magnate americano Adelson en España emulando Las Vegas. Finalmente han sido los madrileños los que se han llevado el gato al agua y parece ser que la Comunidad de Madrid será la que albergará ese complejo. No voy a negar que España necesita inversiones, pero desde luego no creo que colocar un complejo de juego y apuestas sea la solución económica a nuestros problemas. En primer lugar, no creo que un país pueda sobrevivir ofreciendo sólo ocio, se debería invertir en otro tipo de cosas; y en segundo lugar, quizás aporte beneficio económico al país e incluso empleo, cosa que dudo que sea en gran escala y desde luego no nos salvará de la crisis, pero lo que puede llevar aparejado ese progreso económico puede ser un alto precio, podemos hablar de la prostitución, de las drogas, mafias, etc. Son cosas que vendrán inherentes con Eurovegas. Ya tenemos bastantes problemas con ciertos europeos que vienen a montarse sus orgías por la costa mediterránea, convirtiendo a pueblos en verdaderos destinos de sexo, alcohol y drogas, como para erigir un lugar que sea el centro de todo eso. Madrid tiene mucho que perder con Eurovegas, la capital de España se puede convertir en un nido de prostitución, de drogas, mafias,... y si no al tiempo.

jueves, 16 de febrero de 2012

En defensa del Humanismo cristiano

En vista del Congreso del PP que se celebrará en Sevilla, la actual Delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, se le ha ocurrido una curiosa idea. Se trata de eliminar el Humanismo cristiano del ideario del partido, pasando a ser simplemente Humanismo o Humanismo occidental o europeo. Ésto último desconozco que es. Parece que la fobia a lo cristiano no se cuece sólo en los partidos que se definen de izquierdas.

Europa y España está construida en base al cristianismo, no entiendo una Europa si se deja de lado su componente cristiano y de hecho los que damos nuestra confianza al PP entendemos que éste defiende esa Europa y España cristiana. Cristiano no quiere decir confesional, el PP no debe de ser un partido cristiano, ni los estados europeos ser confesionales, si no todo lo contrario, deben ser aconfesionales, de hecho Jesús deja bien claro la división del Estado-Religión (Iglesia) con la frase: "al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios". Debe existir una libertad religiosa que permita que cada cual practique su religión o no quiera practicar ninguna. Aún respetando la aconfesionalidad y la libertad religiosa es obvio que Europa y España son cristianas y el cristianismo es un pilar fundamental de ambas. Los valores del cristianismo fundamentan y construyeron Europa y los votantes y afiliados del PP esperamos que se respete su identidad y eliminándola del ideario no se respeta. Si se quiere construir un partido que reniegue de la identidad cristiana de Europa y de España la señora Cifuentes que abandone el PP, cree un nuevo partido y se dispute los votos con el PSOE e IU.

La señora Cifuentes quizás no se ha dado cuenta de que está en ese puesto por la confianza que muchos católicos dieron a su partido. Y precisamente se la dieron porque creyeron que votaban a un partido que respetaría el cristianismo, la identidad cristiana de España y que compartía muchos de los valores cristianos, sin perjuicio de respetar otras creencias que merecen toda nuestra consideración y defender la libertad de práctica. Esta señora ha llegado a decir en Twitter que hay que separar la vertiente política de la personal, es decir que todo católico (protestante o judío, me da igual) debe dejar de serlo cuando ejerce de político, lo que me parece una supina estupidez. Hay que seguir siéndolo, respetando la aconfesionalidad del Estado, la libertad religiosa de los ciudadanos y manifestando respeto hacia otras creencias, pero eso no quita dejar de ser católico, ni separar lo político de lo religioso. En repuesta a unos tuits que le mandé, me respondió que no existía ni fobia ni anticristianismo por su parte y que no había atacado al cristianismo, aunque a mí quererlo sacar del ideario demuestra fobia y es un ataque negar la identidad cristiana de España, cuando hablamos de ataques no tiene por qué ser de violencia física o de prohibiciones (como podía ser de práctica).