Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2014

¿Y ahora qué?

Siempre me he considerado un defensor de unos valores que creo que son fundamentales para la construcción de una sociedad justa y que busque el progreso. Esos valores son para mí innegociables, en tanto en cuanto no apoyaré ninguna tesis, ni ninguna entidad que los ataque o renuncie a ellos, ya sea de forma expresa o tácita. Una sociedad debe basarse en los principios del Humanismo Cristiano, tomar como medida de todas las cosas al hombre, dirigir todo fin de la vida social y de las instituciones sociales a la persona. La defensa del Humanisno Cristiano nos lleva a defender toda una serie de instituciones y derechos: la Vida, la Libertad, la Familia, la justicia social, la dignidad del ser humano, etcétera. Todo esto es bueno explicarlo, aunque sea de forma tan escueta, para entrar en materia del tema en cuestión. Entre los defensores de estos valores es evidente que habrán diferentes sensibilidades, pero todos compartimos un mismo fin.

Entrando en la cuestión en sí, nos centraremos e…