martes, 22 de agosto de 2017

El miedo a afrontar nuestros problemas

Ante los últimos atentados terroristas de Barcelona y Cambrils, me voy a permitir hacer unas cuantas reflexiones al respecto.


En primer lugar, en Occidente tenemos un grave problema, problema que los gobiernos parecen no querer afrontar y los ciudadanos no queremos ver. Tenemos en nuestros países unas comunidades con una forma de vida que choca de forma frontal con la nuestra, es de sentido común que esto produce un conflicto social inevitable. No voy a entrar en detalles, pero cualquiera que se informe mínimamente sobre el Islam se dará cuenta de que éste es incompatible con la forma de vida y los valores occidentales. Esto significa que su introducción en nuestros países provocará de forma irremediable un conflicto, tal como está sucediendo. Si esto no se asume por gobernantes y ciudadanos, el conflicto tendrá difícil solución, pero también tienen un papel fundamental aquellos musulmanes denominados "moderados", son los que deben depurar su comunidad e integrarla en Occidente. Ellos son los que deben adaptar su religión a nuestra forma de vida, y para ello quizás deban renunciar o modificar ciertos preceptos religiosos. Cualquier musulmán que se ha adaptado a Occidente reconocerá que ha tenido que renunciar a ciertos preceptos de su religión para adoptar los valores y forma de vida occidental, y está en sus manos que toda la comunidad musulmana desarrolle este proceso.


Una de las cosas que más me ha llamado la atención estos días, es el empeño de los medios de comunicación de querer lavar la imagen del Islam, incluso llegando a justificar, ciertos periodistas, a los terroristas. También es de destacar que los musulmanes que han salido a hablar en los diversos medios de comunicación ha sido para denunciar una supuesta "islamofobia", que no existe, más que para aportar soluciones al problema, lo que no ayuda en absoluto ni a nuestra sociedad, ni a los musulmanes integrados en Occidente.