sábado, 12 de abril de 2008

¿También queréis mandar en la Iglesia?

Hace unos días saltó a la opinión pública el caso de una lesbiana expulsada de una hermandad religiosa por haberse casado con su pareja, también mujer. Pronto los medios de comunicación con tendencia izquierdista se hicieron eco de la noticia, lloviendo de nuevo, por parte de la izquierda, una gran crítica a la Iglesia católica y a los obispos.

La Iglesia católica, creo que es sabido por todos, no acepta ni matrimonios ni relaciones entre personas del mismo sexo. Por lo tanto todo el que quiera practicar la fe católica ya sabe lo que hay. Por lo tanto me parece ridículo que alguien quiera seguir nuestra fe y a la vez tener relaciones homosexuales.

En cuanto a la crítica que esto ha despertado en muchas personas, sólo hay que decirles que no deberían meterse en estos asuntos, ¿Quiénes son ellos para criticar a la Iglesia porque acepte o no los matrimonios homosexuales? ¿Habéis ido a Misa alguna vez en los últimos diez años? Pues entonces para que os metéis en algo que ni os va ni os viene, como si tuviéramos los católicos que regirnos por lo que vosotros nos digáis. La Iglesia es una institución con sus normas y para ser católico tienes que acatarlas. Jesuscristo instauró una fe y una moral, y para ser cristiano tienes que seguirla, así que el quiera ser católico que siga lo que Cristo nos enseñó y sino que no se haga llamar católico, y el que no tenga nada que ver con la Iglesia ni se declare católico que no meta los hocicos allá donde no le llamen, porque es nuestra fe, nuestra Iglesia y nosotros la organizaremos mediante lo que nos enseñó Cristo y no lo que impongáis vosoros. Sois ridículos y patéticos, ¿es que ahora queréis vosotros manipular nuestra fe y cambiar en lo que creemos?. Si la Iglesia no acepta la homosexualidad es algo interno de los católicos y vosotros no vengáis a criticarlo porque tenemos todo el derecho del mundo a tener nuestra opinión y como institución nos organizamos como nos dé la gana. Así que menos criticar a algo de lo que habéis renegado hace tiempo. Porque ir a Misa no, pero para organizar la Iglesia e intentar modificar nuestra creencia si que estáis al pie del cañon. Si queréis cread una Iglesia que acepte la homosexualidad, no sé... la iglesia zapaterista, y seguir lo que Zapatero os enseña, pero nosotros somos cristianos y seguimos lo que Cristo nos enseñó y por eso no podemos cambiar sus enseñanzas porque a vostros os apetezca. Podréis hacer que los homosexuales se puedan casar ante la ley, pero ante Dios y Jesuscristo nunca lo podréis hacer, y cambiar nuestra fe mucho menos.

No hay comentarios: