Ir al contenido principal

El ridículo de nuestro gobierno

Zapatero estuvo el otro día en Estados Unidos, se reunió con empresarios americanos, donde hizo un espantoso ridículo. En primer lugar insistió en la fortaleza de la economía española, no sé si se confudió de país o si vive engañado. Después atacó a líderes europeos, como Zarkozy o Berlusconi, mucho más competentes que él, al menos no mandan a la ruina al país que gobiernan, ni van haciendo el ridículo por el mundo. Y dijo que España había superado a Italia en renta por cápita y su objetivo era superar a Francia. Desde luego debe salir de ese mundo paralelo que se ha creado. En fin hizo pasar un buen rato a los empresarios, que recordarán más a Zapatero como humorista que como presidente del gobierno español.

Después de su actuación humorística con los empresarios compareció en la ONU, perdón, actuó en la ONU. Ahí habló de su alianza de civilizaciones y de algo nuevo la abolición de la pena de muerte. Amigo Zapatero la abolición de la pena de muerte la tienes que tratar tú con tus amigos con los que quieres hacer esa alianza de civilizaciones, ya que son ellos los que ejecutan este método. Quiere abolir la pena de muerte y a la vez ser amiguito y darse besitos con los países retrógrados y violadores de los derechos humanos.

Pero al ausentarse de España dejó a sus secuaces en el país, para que el país no se aburra. Si es que piensa en todo. Solbes dijo que él nunca había negado la crisis. Pobre hombre se notan los años la memoria ya no es la misma de antes. También otro personajillo como es Pepiño Blanco achacó la culpa de la crisis a Estados Unidos, claro hombre todo la culpa para otros es el mejor método.

Mejor que Zapatero no salga del país, por que el nombre de España está quedando bastante ridiculizado. En fin somos el único país que tiene presidente-humorista, además desarrolla los dos cargos a la vez. No perdón, sólo el de humorista, el de presidente aún no lo ha ejercido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Combatir el Nacionalismo

Ha pasado el 9N, ese día que los separatistas catalanes habían fijado para celebrar una consulta ilegal. He dejado pasar más de una semana para hacer una pequeña y breve reflexión sobre el asunto y todo lo que le envuelve. Pues bien, como todos sabemos, los separatistas, con la Generalitat a la cabeza, decidieron realizar la consulta. Estamos ante una grave situación. Sí que es verdad que lo que realizaron el domingo pasado fue una charlotada, sin garantía alguna, donde acudieron a votar los afines a la causa separatista, los niños, cualquier inmigrante, y quien quisiera votar dos o tres veces parece que también lo podía hacer. No en vano, si al separatismo le quitamos el daño que hace a la sociedad y a la Nación sería cómico. Para ilustrarlo pondré algunos ejemplos, son graciosas las invenciones históricas de sus ¿historiadores? tales como que Miguel de Cervantes o Santa Teresa de Jesús eran catalanes, el Quijote fue escrito en catalán, el origen de la Señera que ha sido elevado de l…

El aborto como fracaso

El aborto es uno de los dramas de nuestra sociedad actual, lo es por lo que representa y conlleva, por eso cualquier defensor de la Vida no puede más que asistir horrorizado a lo que representa el aborto y más horrorizado, si cabe, a la formulación de ideas totalmente antihumanistas que tratan la vida del nasciturus como si careciera de cualquier valor. Probablemente, para los que defendemos la vida el fenómeno mas trágico actual sea el del aborto, pero también sabemos que es algo por lo que vale la pena luchar.

El aborto representa el fracaso total de una sociedad. En primer lugar el abandono de la mujer que se halle en esa situación, ya que para conseguir acabar con el crimen del aborto no valen teorías prohibicionistas, ya sea el penar a la mujer o el simple hecho de prohibir el aborto sin ir más allá, si no que deben haber detrás unas correctas políticas familiares y de apoyo a la maternidad. Políticas que los defensores de este crimen no buscan, para ellos, desde su concepción de …

Islam, Occidente y la libertad de expresión

Tras los brutales ataques terroristas de París de la semana pasada, me surgen varias reflexiones al respecto. Me surgen dos ideas distintas, ambas ya las traté aquí hace unos años, en diversos artículos.

En primer lugar, la situación de Occidente y el gran desafío que tiene respecto al islam. El islam representa un peligro para Occidente, estamos ante una religión ajena a nuestra Civilización y que tiene graves problemas para adaptarse. Occidente tiene unos principios y valores que entran en contradicción con la religión islámica y, por lo tanto, al introducirse ésta en nuestra cultura se ha producido un choque, choque que debemos resolver si no queremos que la Civilización se debilite.

No vamos a entrar en las muchas contradicciones que tiene el islam con nuestra cultura, no es el objetivo de este artículo, pero es obvio que la forma de vida islámica y su pensamiento es contrario a nuestra cultura, por ello, estaremos siempre en un conflicto, en el choque de civilizaciones del que no…