jueves, 8 de enero de 2009

2009 año cero para una nueva "Fe"

¡Feliz año! Empieza el 2009, ya llevamos ocho días de los trescientos sesenta y cinco, y en el ambiente ya hay de que hablar. Ibarretxe se sienta en el banquillo, junto a él Patxi López; el frío que hace en España, ésto no da mucho de que hablar, salvo la expresión -¡Qué frío!- y que se jugó ésta semana los octavos de la Copa del Rey. Pero no hablaré de nada de ésto. Hablaré de las estupideces que hacen algunas personas. La última más sonada la de un grupo de ateos que deciden poner propaganda atea en los autobuses de Barcelona. Ahora resulta que los ateos quieren evangelizar en su Fe a la gente. El caso es que estamos hartos de ver como se critica a la Religión Católica por el hecho de manifestar su Fe, y eso que ellos no hacen propaganda en los autobuses, y los mismos que critican ahora hacen propaganda de sus creencias. Pues resulta que en un claro ataque más a las creencias de muchas personas ahora ponen propaganda. Parece que ciertos sectores quieren convencer a la gente de sus creencias. Ahora quieren propagar ésta nueva "Fe" por demás ciudades españolas. Parece que su evangelización ha empezado... ¿A cuántos lograrán convertir a la "Fe"? Con el dinero que se gastan ya les puede ser rentable para su nueva Iglesia. Y por cierto, ¿es ésta una campaña atea o anticatólica? ésto no ha quedado claro. El caso es que veremos ésta campaña por Barcelona con su lema “Probablement Déu no existeix. Deixa de preocupar-te i gaudeix de la vida”, y yo como católico pensaré "qué más me da si ésta estupidez no me hace cambiar mis creencias, pero he hecho un artículo entero que llevaba tiempo sin escribir" ¡Feliz 2009 a creyentes y ateos! y vaya estupidez de anuncio. Aún así os dejó la respuesta del Arzobispado.

Nota del arzobispado ante una campaña publicitaria
Ante el anuncio que algunos autobuses de Transportes Metropolitanos de Barcelona, circularan con la inscripción publicitaria: “Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y goza de la vida”, éste Arzobispado manifiesta que para los creyentes en Dios, la fe en la existencia de Dios no es motivo de preocupación, ni es tampoco un obstáculo para gozar honestamente de la vida, sino que es un sólido fundamento para vivir la vida con una actitud de solidaridad, de paz y un sentido de trascendencia.

No hay comentarios: