viernes, 27 de febrero de 2009

El cazador cazado

El PSOE se creía un cruzado contra la corrupción, contra todos esos corruptos que tenían relación con el PP, que encima de ser de derechas eran corruptos. Así Bermejo se fue a cazar con Garzón, socialista y juez, por ese orden, para hablar como luchar contra esos corruptos. El caso es que ese gesto es de lo más triste que se ha visto en los últimos años, algo no propio en una democracia. Bermejo se fue gracias a Dios. Terror me daba ver a ese personaje en el ministerio de Justicia, yéndose de cacerías con los jueces, para organizar otra caza, ésta contra el PP. Bermejo se convirtió en el cazador cazado y nunca mejor dicho.

Hoy sale a luz que en un pueblo malagueño el alcalde socialista está envuelto en un caso de corrupción, junto a él más miembros del partido socialista. De ese partido que hace unos días iba luchando con espada y armadura contra la corrupción, echándole en cara al PP que personas de su entorno, que ni siquiera eran afiliados ni estaban en él, estaban envueltos en casos de corrupción. Ahora ellos se han visto con corruptos en sus filas, otra vez el cazador cazado. ¿Armarán tanto escándalo? ¿se llamarán corruptos a si mismos una y otra vez? Resulta que los socialistas ven la paja en ojo ajeno y no la viga en el propio.

No hay comentarios: