domingo, 22 de febrero de 2009

Victoria por partida doble

Ayer se pudo ver en el Camp Nou un gran partido, derby catalán, colista contra líder. El Espanyol se afianzó en la Liga y mostró que no todo está perdido, que aún queda mucha Liga. El Barcelona hizo lo mismo acortando la distancia con el Real Madrid, goleada en el Bernabéu, y a siete puntos de distancia.

El Barcelona llegó al derby como un mero trámite, pero el Espanyol le plantó cara, la prepotencia culé se pagó, también la del público que mientras su equipo perdía con el colista y un enemigo por antonomasia seguían gritando "a segunda", lo que no resulta de ser paradójico. El Espanyol plantó cara y venció, se llevó tres importantes puntos que le vienen muy bien en su lucha por salir del descenso, venció a su rival a domicilio en unas circunstancias especiales y sobretodo vengó la ida en Montjüic donde se le había robado el partido impunemente. La victoria sale doble cuando se saborea en determinadas circumstancias.

No hay comentarios: