martes, 8 de septiembre de 2009

El referendum de Arenys De Munt

Uno de los temas que más controversia ha traído los últimos días es el referéndum que el alcalde de Arenys de Munt, municipio catalán situado en la comarca costera del Maresme a unos 45 Kilómetros de Barcelona, quiere realizar. El susodicho referéndum es para preguntar a sus conciudadanos si apoyan la independencia de Cataluña.

El alboroto que se ha producido en España es excesivo. Excesivo por el simple hecho de que no hacían falta ni jueces, ni tribunales con sus sentencias. Como siempre manifiesto, creo en un Estado liberal, y es tan simple que si el señor Mora (así se llama el alcalde) quiere hacer un referéndum que lo haga. Que más nos da si no tendrá valor ninguno; el mismo que si yo me reuno con cuatro o cinco personas más y decido preguntar si estarían a favor de la independencia. Por lo tanto es excesivo e innecesario el escándalo; a nadie le importa el resultado, no tiene validez, más de un vecino se quedará durmiendo ese día en su casa y no acudirá a votar a semejante tinglado. Así que si quieren hacer un referéndum, que lo hagan, que vean que España no censura, no prohibe, y así se entretienen un rato. Y si gana el sí, que los independentistas no den saltos de alegría, que Cataluña tiene siete millones de habitantes y el pueblo del referéndum ocho cientos, aún quedan a más por preguntar.

No hay comentarios: