domingo, 31 de octubre de 2010

Y para hipocresía, la de la izquierda

Hemos visto estos últimos día la caza de brujas que se ha originado desde el bando progre al escritor Fernando Sánchez Dragó. Todo por unos comentarios que expone en su último libro que escribe junto a Albert Boadella. En él, Dragó relata unas relaciones que tuvo con unas jóvenes, y además explica sus preferencias sexuales. El caso es que para mí sí que es muy criticable, y no tengo el menor problema en decir que no me agrada esa visión del sexo que ofrece Dragó con esos comentarios. Pero es que me produce más asco y repugnancia es como la izquierda, que ha trivializado el sexo, que lo ha vaciado de contenido, que lo concibe como un pasatiempos más, y que ha degradado al ser humando a meros objetos por esa visión, venga ahora a dar clases y a reprochar algo a Sánchez Dragó. Las palabras de Dragó contienen desde mi punto de vista, crítica, pero que la izquierda pueda criticarle algo, es como ver que Jack el destripador critique que alguien mate un mosquito de un zapatazo. Lo de Dragó me parece criticable, no lo comparto, pero no desde el punto de vista de los progres, porque ellos defienden justamente lo que Dragó muestra en esas palabras, el sexo como un mero juego, como algo trivial, vacío de contenido.

Todos los críticos de Dragó carecen de vergüenza, les puedo decir que las palabras y los actos de Dragó en ese punto son de crítica y discrepancia, pero ahora, sólo algunos podemos estar legitimados a esa crítica, y la progresía no serán esos.

Dragó muestra el sexo como algo sin contenido, trivial, utiliza a esas dos personas, y ahora habla de ellas como meros objetos, efectivamente es desde mi punto de vista bastante desagradable, pero ahora ¿no es eso lo que se vive en esta sociedad? ¿no es eso lo que defiende la izquierda? ¿no es eso lo que hacen esos progres que ahora se escandalizan? Dragó tiene una visión equivocada en este punto, pero es que sus críticos e inquisidores tienen la misma, y por lo tanto también errónea, pero lo que diferencia a Dragó es que él no es un hipócrita, un fariseo, él tiene su concepción de la materia y así lo expresa, ahora sus progrecríticos tienen la misma y se escandalizan cuando alguien dice, lo que ellos hacen y piensan. Lo de Dragó no lo comparto (pero es que ya conocía esa postura del escritor) ahora lo de sus críticos me da asco. Robar es malo, pero peor es señalar a un ladrón mientras metéis la mano en bolso ajeno.

4 comentarios:

Dr. Frank-N-Furter dijo...

Me gustaria comentar un par de cosas sobre este tema.

1.-No me parece correcto el termino jovencitas,personas, y demas eufemismos que utilizas, cuando te refieres a las dos niñas de 13 años, por que no son jovencitas son niñas nosotros no somos niños y que yo sepa somos jovenes.

2.-La sociedad reprueba la pedofilia, que es el nombre que recibe el acto que este "señor" ha cometido.
Que una sociedad pretenda quitar los prejuicios sobre un asunto, no me parece mal no obliga a nadie a nada. El pensamiento sobre sexo ha estado presente siempre, aunque no estuviese bien visto eso no quiere decir que la gente no lo pensara o no lo hiciera.
La visión que defiendes tu, ¿Cual es? Relaciones sexuales únicamente con el propósito de concebir, ¿Fuera de cualquier placer que pueda suponer?

Dr. Frank-N-Furter dijo...

Por cierto soy Víctor jajajaj que estoy haciendo mi blog pero como todavia no lo tengo encarado para nada no lo tengo abierto

Un saludo Arias

José Manuel dijo...

¡Hombre Víctor! Bienvenido, tengo ganas de ver ya tu Blog.

En cuanto al tema: En primer lugar, niñas no sé si son, con trece años y yéndose con un hombre mayor que ellas libremente, creo que han dejado la niñez. Para mí es muy reprobable su acto, y cuando son menores aún más, pero me parece que vivimos en una sociedad libre, y por lo tanto me tengo que limitar a la crítica. Pero no se puede criticar cuando se defiende una visión similar del sexo, o al menos no desde el punto de vista que lo han hecho y la ferocidad que han empleado.

Mi visión del sexo, no tiene mucho que ver aquí, pero es fácilmente deducible. También te dijo que no es la que tú pones ahí, puesto que no elimino el placer en ella y la dirijo únicamente a la reproducción, pero si la desligo del mero placer, del mero pasatiempos, o como si fuera un juego más.

¡Un abrazo, Víctor!

Dr. Frank-N-Furter dijo...

Bueno eso que fueron libremente lo podríamos cuestionar no se si fueron por que lo querían o fueron obligadas, previo paso por caja, ademas como menores el adulto a de actuar como tal y no aprovecharse de la situación, por que por mucho que se quieran acostar niñas de 13 años con un señor mayor, cosa que dudo ya que les gustan los chicos "grandes" no con gotero, este debe negarse y no aceptar la situación, este hecho no se puede justificar con que como eran conscientes de lo que hacían...