domingo, 14 de noviembre de 2010

La visita del Papa


Supongo que llego tarde, muy tarde, pero nunca es tarde si la dicha es buena. Y simplemente he querido dedicar unas pocas líneas para la visita que el Papa hizo a nuestro país, la semana pasada.

La verdad que para los católicos de este país ha sido una gran alegría su venida. Visitó Santiago de Compostela y Barcelona, Galicia y Cataluña, es decir la tierra donde tengo mis orígenes y la tierra donde nací y crecí, por lo que para mí ha tenido un añadido de especial, más si cabe. Visitó Santiago como un peregrino más en este Año Santo, y en Barcelona, donde acudí a verlo, consagró la ya Basílica de la Sagrada Familia. Creo que ha sido una unión con nuestras raíces, y además trajo un gran mensaje a todos los católicos de España, para que podamos conseguir un futuro mejor, y una sociedad próspera y con valores. España necesitaba esta visita, estamos en un país y en una sociedad decadente, y su mensaje ha sido un soplo de aire fresco, ánimo para todos los católicos de estas tierras. Ha puesto sobre la mesa asuntos importantes, que les molestan a muchos, pero que se deben decir sin miedo, como él lo ha dicho. La recuperación de valores, de principios, de la moral, de nuestras raíces,... No creo que España esté muerta, no creo que esta sociedad ya no tenga nada que hacer, aún queda mucho que hacer y mucho que luchar. Vivimos en una sociedad decadente, pero lo último que debemos hacer es rendirnos. Creo el Papa ha sido un claro ejemplo, y un ánimo para nosotros.

Y sobre todo dar gracias a Benedicto XVI por su visita a estas tierras y por su mensaje.

No hay comentarios: