sábado, 22 de septiembre de 2012

Eso no es libertad de expresión

En estos últimos días hemos visto como las iras musulmanas se han desatado contra Occidente, especialmente por una película americana y un dibujo en un revista, ambos sobre Mahoma. No seré yo quien defienda en este caso una supuesta libertad de expresión, puesto que no existe tal en este caso, el escarnio o burla de las creencias religiosas debe ser un delito, y de hecho así lo contempla nuestro Código Penal en su artículo 525.1, que nos dice: Incurrirán [...], para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican. Creo que nuestro Código Penal es bastante claro. Comparto totalmente la tipificación como delito de estos comportamientos, y quienes los lleven a cabo deben ser castigados con la pena correspondiente y no dejarlos impunes, tergiversando la libertad de expresión, porque hacer escarnio de unas creencias religiosas no es libertad de expresión, si no un delito que atenta contra derechos y libertades de las personas que profesan esas creencias, y el ejercicio de un derecho como la libertad de expresión u otro cualquiera no puede lesionar los derechos de otro ciudadano tal como sucede en este caso.

Mi alejamiento de las tesis del Islam las he dejado bien claras en este mismo Blog, el Islam ha sido criticado y seguirá siendo criticado por mí con ahínco y decisión, pero yo ejerzo crítica, en base a mi libertad de expresión, pero nunca haré mofa, escarnio, vejación o burla de las creencias del Islam o de las personas que lo profesan por el hecho de hacerlo, porque no estaría ejerciendo mi libertad de expresión, si no atacando los derechos de otra persona y pasando de hacer una crítica intelectual a caer al mero insulto y, por lo tanto, quitarme toda la razón.

Los autores de estos delitos deben ser castigados conforme a la legislación de su país, si es que se regula estos actos como delitos. De la misma manera debemos condenar las reacciones violentas del Islam que se han ido sucediendo estos días y criticar justamente al Islam por actos como estos, pero sin caer en la mera mofa como algunos. A parte, los autores de estas creaciones tienen responsabilidad en los actos violentos que se han producido, ellos deberían conocer al Islam y saber lo que se podía producir, al Islam hay que criticarlo desde otros frentes y desde esos estamos incluso obligados a hacerlo, sin miedo y decididos, pero por el simple de hecho de quererse hacer el gracioso o vender me parece de descerebrados e irresponsables. Estos señores debían ser un poco más tolerantes, porque si no serán como el Islam, y usar su razón para elaborar una crítica contra el Islam, que no se limite al mero insulto, si carecen de tolerancia y de razón no son tan diferentes al Islam.