martes, 30 de septiembre de 2014

Con la presente retiro mi apoyo al Partido Popular

En el día de hoy anuncio mi dimisión como Presidente de NNGG Sants-Montjuïc y ceso de toda activad política en el Partido Popular. La decisión por parte del Gobierno, anunciada la semana pasada, de no reformar la Ley del Aborto y no legislar en favor de la Vida ha hecho que tome esta dura decisión. Si por algo me inmiscuí en el mundo de la política es por la defensa del derecho a la vida, obviamente no puedo apoyar, ni sostener con mi voto a un Gobierno que no respeta el derecho a la Vida, un Gobierno que prometió reformar la Ley del Aborto y legislar en favor de la vida, si vamos al programa electoral podemos leer: “Cambiaremos el modelo de la actual regulación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida”, y que no lo ha hecho, un Gobierno al cual los adjetivos que mejor lo califican son cobarde y mentiroso.
El abandono de la defensa de la Vida se ha manifestado de manera evidente en la decisión tomada la semana pasada, pero que también se observa en la inacción en lo que llevamos de legislatura de legislar al respecto. La defensa de la familia es otro frente abandonado, las políticas en pro de la familia son escasas, la institución familiar, núcleo fundamental de toda sociedad, parece no tener la menor importancia para este Gobierno. Parece, y así ha quedado acreditado en los casi tres años que llevamos de legislatura, que el derecho a la Vida y la familia es algo que no importa a los políticos del Partido Popular. Un hecho bien evidente es el desprecio y abandono, por parte del Partido Popular Catalán, que ha padecido la plataforma EsFamilia, con la que tuve el honor de colaborar desde su fundación hasta el día de hoy, donde unas pocas personas del partido defendíamos políticas familiares y de Bienestar Social.
Desde luego las razones dadas hasta ahora son más que suficientes para dejar de dar mi apoyo al actual Partido Popular, pero aún existen otras muchas, que aunque no tengan la fuerza de las anteriores no dejan de ser importantes, así podríamos hablar de la falta de democracia interna, del abandono que sufren las bases, para la “cúpula” el afiliado de base no existe, o la carencia de valores y principios que existen en muchos de los políticos que deberían servir al ciudadano y a las ideas del partido y en cambio lo que hacen es servir a su bolsillo y a su ansia de poder.
Por todo esto, al no verme ya representado por este partido, que ha abandonado los valores y principios que tradicionalmente ha defendido, valores y principios que eran los míos, me veo en la obligación de retirarle mi voto y mi apoyo. Me lo dicta la conciencia, no puedo traicionar mis principios y valores, se me impone como obligación moral el no seguir apoyando a un partido que ya no defiende ni la Vida, ni la familia y que ya no se inspira en los valores del Humanismo Cristiano, por más que en sus Estatutos aún se haga una referencia a éste, como una rémora del pasado.
Seguiré en la lucha por la defensa de la vida y de la familia, seguiré luchando por la Libertad, por construir una España mejor, seguiré intentado construir una sociedad basada en los valores del Humanismo Cristiano, pero no lo haré desde el Partido Popular porque éste ya no hace nada de esto. Tomo esta decisión muy satisfecho, porque hasta hoy he trabajado por lo que creo. Me siento orgulloso de haber militado en el Partido Popular, ha sido un partido muy digno, con auténticos referentes, pero individuos sin ética y sin valores lo han destruido. Desde luego éste partido no es el Partido Popular al que me afilié en su día. Seguiré en la lucha, porque mis valores y principios no se negocian, porque a lo único a lo que debo fidelidad es a la Verdad.
José Manuel Arias Flores

No hay comentarios: