Ir al contenido principal

Vergüenza catalana, vergüenza española

Lo visto en el día de hoy en Cataluña ha sido uno de los episodios más tristes de la democracia española, y uno, como ciudadano, no puede más que sentir vergüenza y pena. Un gobierno autonómico ha desafiado la Ley, el Estado de Derecho y la Democracia, y hoy ha sacado a sus turbas a la calle, a cometer un acto ilegal, a enfrentarse a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que garantizan el cumplimiento de la Ley y el orden público.

La jornada ha sido lamentable, exaltados provocando y atacando a los agentes de la Guardia Civil y a la Policía Nacional. Y a los ciudadanos de bien, sólo nos queda reconocer la gran labor de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, estar verdaderamente agradecidos con ellos, por su gran trabajo, por haber mantenido, dentro de lo posible, el orden público. Muchas gracias a todos esos agentes.

Aún ha resultado más lamentable la inacción del Gobierno de la Nación, mientras que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han plantado cara y han defendido a los ciudadanos, el Gobierno se ha escondido y sigue sin tomar medidas, negando la evidencia y sin proponer soluciones.

Las víctimas de todo esto somos los ciudadanos catalanes de bien, estamos gobernados a nivel autonómico por un Gobierno que no respeta la Ley, que para llevar a cabo sus propósitos viola todas las leyes, ignora a gran parte de la población, crea el odio, y una vez creado lanza a los fanáticos contra todos aquellos que no piensan como ellos. Y a nivel nacional, por unos ineptos y cobardes, que no están a la altura, que han abandonado a los ciudadanos catalanes, a sus Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y que no toman medida alguna para protegernos.

Como ciudadano catalán lo único que puedo decir y pedir es que el Gobierno de la Nación actúe, no nos abandone, y si no son capaces de hacerlo, dimitan, tengan un poco de dignidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Combatir el Nacionalismo

Ha pasado el 9N, ese día que los separatistas catalanes habían fijado para celebrar una consulta ilegal. He dejado pasar más de una semana para hacer una pequeña y breve reflexión sobre el asunto y todo lo que le envuelve. Pues bien, como todos sabemos, los separatistas, con la Generalitat a la cabeza, decidieron realizar la consulta. Estamos ante una grave situación. Sí que es verdad que lo que realizaron el domingo pasado fue una charlotada, sin garantía alguna, donde acudieron a votar los afines a la causa separatista, los niños, cualquier inmigrante, y quien quisiera votar dos o tres veces parece que también lo podía hacer. No en vano, si al separatismo le quitamos el daño que hace a la sociedad y a la Nación sería cómico. Para ilustrarlo pondré algunos ejemplos, son graciosas las invenciones históricas de sus ¿historiadores? tales como que Miguel de Cervantes o Santa Teresa de Jesús eran catalanes, el Quijote fue escrito en catalán, el origen de la Señera que ha sido elevado de l…

La bajeza se manifiesta mediante pitos

El otro día en la final de la Copa del Rey todos pudimos ver, o mejor dicho escuchar los pitos de los aficionados del Atletic y del Barcelona al himno español. Fue triste ver ese menosprecio al himno y más cuando fue al unísono. Dentro de éste acto se abren muchos frentes. Yo miraba felizmente en el sofá la retransmisión, y me recordé y pensé como irían a reaccionar los seguidores de estos dos equipos al himno, no lo pude saber hasta después puesto que TVE optó por la censura, algo desagradable tanto o más que los pitidos. Después ya pude enterarme del abucheo al himno, pero no dirigo mi crítica hacia aquellos que lo realizaron sino hacia el propio Rey, que debe tener un poco más de valor y haber abandonado inmediatamente el palco, sí señor, no podemos prohibir que se pite el himno, pero se puede protestar por ello y esa era la mejor forma de protestar, debe dar la cara un poco más por su pueblo y su Patria y dejar de ser un ser pasivo.

Ese acto no es más que la manifestación de las id…