domingo, 31 de octubre de 2010

Y para hipocresía, la de la izquierda

Hemos visto estos últimos día la caza de brujas que se ha originado desde el bando progre al escritor Fernando Sánchez Dragó. Todo por unos comentarios que expone en su último libro que escribe junto a Albert Boadella. En él, Dragó relata unas relaciones que tuvo con unas jóvenes, y además explica sus preferencias sexuales. El caso es que para mí sí que es muy criticable, y no tengo el menor problema en decir que no me agrada esa visión del sexo que ofrece Dragó con esos comentarios. Pero es que me produce más asco y repugnancia es como la izquierda, que ha trivializado el sexo, que lo ha vaciado de contenido, que lo concibe como un pasatiempos más, y que ha degradado al ser humando a meros objetos por esa visión, venga ahora a dar clases y a reprochar algo a Sánchez Dragó. Las palabras de Dragó contienen desde mi punto de vista, crítica, pero que la izquierda pueda criticarle algo, es como ver que Jack el destripador critique que alguien mate un mosquito de un zapatazo. Lo de Dragó me parece criticable, no lo comparto, pero no desde el punto de vista de los progres, porque ellos defienden justamente lo que Dragó muestra en esas palabras, el sexo como un mero juego, como algo trivial, vacío de contenido.

Todos los críticos de Dragó carecen de vergüenza, les puedo decir que las palabras y los actos de Dragó en ese punto son de crítica y discrepancia, pero ahora, sólo algunos podemos estar legitimados a esa crítica, y la progresía no serán esos.

Dragó muestra el sexo como algo sin contenido, trivial, utiliza a esas dos personas, y ahora habla de ellas como meros objetos, efectivamente es desde mi punto de vista bastante desagradable, pero ahora ¿no es eso lo que se vive en esta sociedad? ¿no es eso lo que defiende la izquierda? ¿no es eso lo que hacen esos progres que ahora se escandalizan? Dragó tiene una visión equivocada en este punto, pero es que sus críticos e inquisidores tienen la misma, y por lo tanto también errónea, pero lo que diferencia a Dragó es que él no es un hipócrita, un fariseo, él tiene su concepción de la materia y así lo expresa, ahora sus progrecríticos tienen la misma y se escandalizan cuando alguien dice, lo que ellos hacen y piensan. Lo de Dragó no lo comparto (pero es que ya conocía esa postura del escritor) ahora lo de sus críticos me da asco. Robar es malo, pero peor es señalar a un ladrón mientras metéis la mano en bolso ajeno.

viernes, 15 de octubre de 2010

La hipocresía del presidente

Zapatero se posicionaba hace algunos días contra la pena de muerte, algo muy loable, y muy noble por su parte, si no fuera por la enorme contradicción que ello conlleva. El Gobierno de Zapatero, es el responsable de la expansión de la ley del aborto, y su partido y sus militantes son, en su mayoría, defensores de este crimen. Zapatero es un hipócrita, gracias a su postura ante el aborto, se está llevando a cabo en nuestro país, uno de los peores crímenes, y el que será recordado como el genocidio del siglo XXI. Zapatero es un gran defensor de ese horrible crimen que es el aborto, por eso resulta asqueroso y repugnante, que ahora este tipejo se erija como defensor de la vida y contrario a la pena de muerte. El derecho a la vida ha sido vulnerado por este tipo que ahora dice estas bonitas palabras. La vida hay que defenderla desde su concepción hasta la muerte del ser humano, y Zapatero no lo hace. Por eso no tengo nada que loar a Zapatero sobre sus palabras contra la pena de muerte, porque destilan hipocresía, falsedad; no sólo bastan las palabras, las palabras no son nada, sino se acompañan de actos, y el defensor y propulsor del aborto en España no puede hablar de defensa de la vida, es un insulto a la inteligencia de las personas, y de un cinismo ofensivo.

martes, 12 de octubre de 2010

La historia de España contada con sencillez



Hoy es el día Nacional de España, día de nuestro país, y además de la Virgen del Pilar, patrona de la Hispanidad. Tal día como hoy, hace 518 años, la expedición de Cristóbal Colón, que había partido del puerto de Palos el 3 de agosto anterior, descubría América. Para tal ocasión voy a recomendar un libro donde se nos narra la historia de España. Un libro que he tenido ocasión de leer este año y que me encantó. El libro en cuestión es "La historia de España contada con sencillez" de José María Pemán. Es un libro ameno, entretenido, repasa la historia de España, desde sus inicios con los primeros pobladores, hasta la época en que fue escrito (años 40). Yo lo recomiendo a todos aquellos que quieran repasar o conocer la historia de España, a todos aquellos que quieran saber más de su nación, a todos aquellos extranjeros que quieran conocer la historia de España, y a todos aquellos inmigrantes que quieran conocer más a fondo su nuevo país de acogida.

Pemán además lo narra como un español orgulloso de serlo, además dándole esa visión cristiana y católica, que al fin y al cabo ha construido y ha sido fundamental en España y su Historia. Un libro entretenido, fácil y rápido de leer, que desde luego nadie debería dejar de leer.

viernes, 8 de octubre de 2010

Mario Vargas Llosa Premio Nobel de Literatura



Vargas Llosa pasará a la Historia seguramente como uno de los grandes literatos que ha dado la lengua española. Lengua que hoy está de enhorabuena, por este galardón a uno de los suyos. Todos los que tenemos como lengua materna al castellano debemos sentirnos orgullosos de este premio. Tenemos una gran lengua y este premio lo reconoce. Me alegro mucho por el galardón a Mario Vargas Llosa como castellanoparlante. La figura de Vargas Llosa se merece el galardón, no sólo es un gran escritor, alguien que ha glorificado al castellano, sino además ha sido un gran liberal, un hombre que ha luchado por la Libertad, por lo que demuestra que su calidad humana es tan grande como su calidad intelectual.

jueves, 7 de octubre de 2010

Habrá que levantar esto

Estamos en tiempos de crisis ¿económica?, puede ser, pero hay una crisis peor, la de valores, que al fin y al cabo alimenta a la otra. Centrándome en mi país, la verdad que mirar a tu alrededor ya hueles la decadencia total que existe, detectas la falta de valores y de principios.

La política en una Democracia como la nuestra se hace en el pueblo. Es decir gobierna quien queremos nosotros que gobierne, por lo tanto la sociedad se ve reflejada en sus políticos, y una decadente España se refleja en sus decadentes gobernantes. Si el pueblo carece de moral, el gobernante carecerá de lo mismo. Y así lo vemos en nuestro país. No sé si esta crisis ha abierto los ojos a muchos, sólo espero que sí.

¿Qué es lo que se necesita cambiar para hacer una sociedad mejor? Empezar cambiándonos a nosotros mismos, desde la base hasta lo más alto, desde cualquier humilde ciudadano hasta el presidente del Gobierno o el Jefe de Estado. Adquirir valores como el esfuerzo, la generosidad, buscar el Bien, e intentar ser buenos y progresar como personas.

¿Esto va a cambiar? No lo sé francamente, no tengo ni idea. Ahora la decadencia de gobiernos como el estatal o el catalán parecen estar tocando a su fin, la gente se ha cansado de ellos, no sé si porque se han dado cuenta de la decadencia o si por otros motivos. Es bueno que dos Gobiernos de verdadera vergüenza como los de Montilla y Zapatero se vayan; pero los nuevos deben esforzarse en no caer en lo mismo, y eso aún está por ver. Yo mientras tanto sólo podré esperar para que esta decadente sociedad deje de serlo, y contribuir en ello, yo ya lo intento ¿y tú?